La impresión digital se ha establecido como uno de los sistemas más prácticos y rentables en el ámbito de las artes gráficas, puesto que, en comparación con la tradicional imprenta, ofrece innovaciones tecnológicas que van de la mano de los últimos instrumentos de edición y diseño gráfico.

       undefined     undefined

Cada vez son más las empresas que solicitan diseños de vinilos publicitarios para sus negocios. A día de hoy, se trata de la mejor alternativa para decorar el lugar de trabajo de una empresa con su imagen corporativa, cumpliendo, a su vez, con una función publicitaria.

En concreto, la impresión digital en gran formato resulta ideal para todo tipo de estampaciones de publicidad en diferentes soportes: grandes lonas publicitarias para fachadas, rotulación para todo tipo de vehículos y vinilos publicitarios para vallas, escaparates, paredes, etc.

Principales ventajas de la impresión digital en gran formato:

- Rapidez

A diferencia de las clásicas imprentas, las impresiones digitales no requiere largos plazos de entrega, por lo que es una perfecta opción para proyectos que necesitan ser ejecutados de manera inminente. Con las herramientas digitales ya no hace falta tiempo de secado ni de enfriamiento, debido a que el uso de la tinta ya no es necesario.

- Personalización en mayor grado

Las múltiples herramientas de impresión digital permiten que cada diseño sea original y único. Es decir, se pueden crear gráficos específicos con una gran riqueza de detalles, en base al mercado al que vayan destinados y al mensaje que se quiera transmitir.

- Variedad de tamaños y superficies

La versatilidad, funcionalidad y la calidad son las principales características de la impresión digital en grandes formatos, puesto que permite trabajar sobre un gran número de superficies, como telas, lonas, vinilos publicitarios, soportes rígidos, etc. Además, se consigue una gran resolución y unos excelentes resultados tanto en medianos como en grandes formatos

- Volumen preciso

Las impresiones digitales se pueden pedir por unidades, de esta manera los clientes solo compran la cantidad que necesitan, lo que les supone un considerable ahorro, ya que suprimen los costes de unidades innecesarias.

En definitiva, la impresión digital en gran formato es un reclamo publicitario con una excelente relación entre calidad y precio. De hecho, la proyección de cualquier tipo de diseño sobre un gran lona como soporte corporativo no escapa a la atención de las principales agencias publicitarias, que ven en ella una solución ideal para que el anuncio sea visto por un gran número de personas.